Cerrar

¿QUÉ DESEAS BUSCAR?

Cerrar

ningún artículo seleccionado

Product
CANT. 0
0.00

Mi cuenta

Hábitos saludables

Hábitos saludables significa sistema inmune saludable

A pesar de que estamos al final de los meses de invierno y el sol de primavera está tratando desesperadamente de asomarse, es importante recordar que nuestro sistema inmunológico puede necesitar un poco de apoyo adicional. Por eso, hemos recopilado estos 7 consejos prácticos para que te sientas genial:

1. Come bien

Es absolutamente imprescindible seguir una dieta equilibrada y saludable para apoyar tu sistema inmunológico. Te recomendamos que elijas frutas y verduras frescas siempre que sea posible, pero también es bueno tener en cuenta que los guisos, los purés y las sopas son muy nutritivos y se pueden hacer de productos enlatados o congelados.

Aquí te dejamos algunas ideas de comidas rápidas de preparar y nutritivas que puedes hacer con frutas y verduras en conserva o congeladas:

1. Guiso de judías

2. Ensalada de frutas

3. Batido con bayas de temporada

4. Arroz con verduras de temporada

5. Sopa mexicana de frijoles

6. Crema de guisantes

7. Crema de coco y zanahoria

Los cítricos, el ajo, los pimientos, el brócoli, el jengibre, las espinacas, la cúrcuma, los champiñones y el té verde son conocidos por sus propiedades nutricionales para estimular el sistema inmunológico, por lo que si puedes incorporarlos a tu dieta, ¡aún mejor!

2. Suplementación

Puede ser una buena idea agregar suplementos alimenticios en unas dieta variada y equilibrada para apoyar tu sistema inmunológico. Puedes probar nuestras Cápsulas Juice Plus+ Premium (mezcla de frutas, verduras y bayas), que proporciona vitaminas A, C y ácido fólico que contribuyen a la función normal del sistema inmunitario.

3. Protegerte

Protegerse de las bacterias no deseadas es una de las formas clave para mantener tu sistema inmunológico saludable y también para detener la propagación de cualquier virus. El consejo de la Organización Mundial de la Salud es lavarse las manos con agua y jabón a menudo, durante al menos 20 segundos, o usar un desinfectante a base de alcohol si no hay agua y jabón disponibles.

Hay momentos clave en los que es necesario lavarse las manos o usar un desinfectante a base de alcohol, como son:

• Cuando has estado en el exterior

• Al tocar superficies en el trabajo, tiendas o ir en transporte público

• Cuando has estado muchas horas en la oficina

• Al manipular alimentos (antes y después)

La Organización Mundial de la Salud también hace hincapié en la importancia de no tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sin lavar, ya que esto podría ser una forma de propagar los virus de las superficies a su cuerpo.

4. Airea tu casa

Si estás en casa, es importante mantener el aire fluyendo a través de tu casa. La mejor manera es abrir las ventanas dos veces al día más o menos, para airear las habitaciones y sentir algo de aire exterior en casa.

5. Muévete

¡Moverse es una forma clave de liberar y reducir el estrés! Recuerda que es una manera fácil de darte un impulso de endorfinas cuando lo necesites. Siempre que puedas y sea posible, sal a la naturaleza, camina entre los árboles y deja que el sol te caliente la cara. Si vives cerca de algún campo, parque, bosque o cualquier espacio verde sal a dar un paseo o correr. 

Ten en cuenta  lo que hemos mencionado en el punto anterior y cuando vayas al exterior lávate las manos antes y después, y evita tocarte la cara.

6. Respira

Cuando te sientas ansioso, respirar es una forma natural de calmar el cuerpo y la mente. Puedes probar esta técnica de respiración estés donde estés:

1. Ponte lo más cómodo posible

2. Deja que tu respiración fluya hacia tu vientre, concentrándote únicamente en tu respiración.

3. Exhala por la boca

4. Inhala y exhala regularmente y lentamente, concentrándote únicamente en la sensación de tu respiración

5. Haz esto durante 3 a 5 minutos

7. Cuidado personal

Para reducir la ansiedad y el estrés, continúa haciendo actividades que te hagan sentir bien. Y con esto nos referimos a todo tipo de cosas, desde leer un libro, hasta hacer estiramientos suaves o practicar un poco de meditación. Te proponemos algunas ideas:

1. Date un baño largo

2. Lee un libro

3. Vuelve a ver una peli que te guste

4. Cocina algo por primera vez

5. Practica ejercicios de respiración profunda

6. Haz estiramientos suaves

7. Haz algo ejercicio en casa

8. Haz una sesión de yoga en casa

9. Prepárate una mascarilla para el pelo en casa

10. Haz un rompecabezas o juega un juego de mesa

Nuestro sistema inmunitario está diseñado para defenderse de las bacterias todos los días del año, ¡y lo estamos haciendo constantemente sin que nos demos cuenta!

Pero estos pequeños consejos son perfectos para darle a nuestro sistema inmunitario, que ya es bastante impresionante, un poco de apoyo adicional. 

Deja tu comentario

¿Quieres dejar un comentario? Agradecemos tu opinion. Todos los comentarios están moderados. Comentarios fuera de lugar, como el spam, serán borrados. Trata de hacer una conversación significativa para todos.