Cerrar

¿QUÉ DESEAS BUSCAR?

Cerrar

ningún artículo seleccionado

Product
CANT. 0
0.00

Mi cuenta

Alimentos para tener una piel saludable y radiante

La mayoría de nosotros tendemos a pensar que para lucir una piel radiante hacen falta el uso de cremas y productos de cuidado facial costosos y de muy buena calidad. Cuando, realmente la salud de la piel depende casi en su totalidad de la alimentación y el estilo de vida (sueño, descanso, emociones, estrés) que llevamos. La piel es un reflejo de nuestro cuerpo y la verdadera nutrición celular de la misma va de adentro hacia afuera.

 

A continuación, te cuento los principales alimentos que no puedes dejar de incluir en tu dieta si quieres lucir una piel radiante y además te cuento al final, algunos que, pueden estar afectándote negativamente sin que lo sepas.

 

1.     Salmón y pescados grasos: El salmón salvaje y otros pescados grasos como la caballa, el lubina, dorada, sardinas, jureles son fuente de Omega 3, el cual además de otorgar protección cardiovascular, disminuye la inflamación y posee actividad antioxidante y regeneradora. 

2.      Frutas y verduras: Las bayas (fresas, moras, frambuesas), la granada, el mango, la naranja, piña, papaya, zanahoria y tomate; las verduras de hoja verde (lechuga, rúcula, espinacas, brócoli, acelgas) y las uvas, son una excelente fuente de vitamina A y C, polifenoles y ácido fólico, compuestos bioactivos con acciones antioxidantes y altamente antiinflamatorios. Siempre que puedas, elígelos de temporada.

3.     Té verde y blanco: Son ricos polifenoles,  flavonoides y catequinas,  compuestos activos que combaten los radicales libres y por tanto la oxidación celular. El té blanco es el más rico en antioxidantes y el más bajo en teína, por lo que resulta el más recomendable.

4.      Frutos Secos: constituyen una fuente concentrada de diversos compuestos con efectos beneficiosos para la piel y las mucosas, entre ellos,  vitamina E, selenio, magnesio, y ácidos grasos mono y poliinsaturados. Lo encontramos en las almendras, nueces, avellanas, semillas de calabaza, de sésamo y de lino. Algo importante y que debe tomarse en cuenta es que su consumo debe realizarse en pequeñas cantidades (porciones de 25 a 30 gramos) y muy bien masticadas o trituradas para mejorar su digestibilidad y absorción por el sistema digestivo.

5.      Aceite de oliva: El aceite de oliva prensado en frío, de primera cosecha y extra virgen no sólo es una fuente poderosa de vitamina E y grasas monoinsaturadas sino también es una fuente concentrada de polifenoles antioxidantes cuyo beneficio es visible en piel y mucosas. Para aprovechar al máximo sus beneficios, es importante que su consumo se realice mayormente en crudo o en frío, evitando freír o calentar el aceite a altas temperaturas.

6.     Aguacate: al igual que el aceite de oliva, es rico en grasas monoinsaturadas y vitamina E, por lo que sus beneficios van más allá que estar a la moda. El aguacate es un fruto rico en grasas y bajo en azúcar y no tienes porque preocuparte por pasarte en las calorías y la grasa, su grasa es segura y tiene muchos beneficios. Puedes consumir ½ a 1 unidad al día sin problema y sí, a diario.

7.     Caldo de huesos: tal vez te suene o no, el caldo de huesos se trata simplemente de un caldo hecho a fuego muy lento utilizando huesos de animales bien alimentados (ternera, carcasas de pollo o colas de pescado) para extraer al máximo sus beneficios (minerales, proteínas, aminoácidos) y algo muy importante para la piel y las mucosas: el colágeno. Combinado con verduras constituye un excelente aporte de nutrientes y es ideal para tener una piel sana y elástica.

 

 

Ya sabemos lo que hay que comer,

 

La piel es un reflejo del estado de inflamación de tu organismo, por lo que la ingesta de alimentos que pueden desencadenar una respuesta adversa por parte de tu sistema inmunitario, o la presencia de alergias e intolerancias puede afectar notablemente la salud de tu piel. Alimentos como el trigo y las harinas refinadas presentes en el pan, galletas, bollería, así como de lácteos (leche y derivados) y por supuesto el azúcar, constituyen los principales enemigos de la salud de tu piel. Si llevas tiempo comiendo bien y practicando un estilo de vida aparentemente saludable pero aún consumes este tipo de alimentos y presentas problemas en la piel como acné, rosácea, dermatitis, psoriasis o piel excesivamente seca o grasa, es importante que vigiles la ingesta de estos alimentos. 

 

Fuentes:

 

Wilson DW, Nash P, Buttar HS, et al. The Role of Food Antioxidants, Benefits of Functional Foods, and Influence of Feeding Habits on the Health of the Older Person: An Overview. Antioxidants (Basel). 2017;6(4):81. Published 2017 Oct 28. doi:10.3390/antiox6040081

Cao C, Xiao Z, Wu Y, Ge C. Diet and Skin Aging-From the Perspective of Food Nutrition. Nutrients. 2020;12(3):870. Published 2020 Mar 24. doi:10.3390/nu12030870

Deja tu comentario

¿Quieres dejar un comentario? Agradecemos tu opinion. Todos los comentarios están moderados. Comentarios fuera de lugar, como el spam, serán borrados. Trata de hacer una conversación significativa para todos.