Cerrar

¿QUÉ DESEAS BUSCAR?

Cerrar

ningún artículo seleccionado

Product
CANT. 0
0.00

Mi cuenta

Embarazo y lactancia

¿Qué vitaminas o minerales concretos se recomiendan durante el embarazo y la lactancia?

Durante el embarazo o la lactancia no es necesario llevar una alimentación especial, pero es importante comer una variedad de distintos alimentos y beber suficiente agua para conseguir el equilibrio correcto de nutrientes para ti y para tu cuerpo. Opta por alimentos ricos en proteínas, como la carne magra, los huevos, los lácteos, las habichuelas, las lentejas y el marisco, una variedad de granos y de fruta y verdura. Lava la fruta y la verdura para reducir la exposición a los residuos de pesticidas. Ten en cuenta que algunos alimentos pueden cambiar el sabor de la leche materna, exponiendo al bebé a diferentes sabores que pueden afectar al bebé de distintas maneras. Los datos sugieren que una nutrición equilibrada, ya sea a través de la alimentación o de suplementación, puede mejorar el bienestar general, incluidas la actividad, la fatiga y el ánimo, todos factores vitales durante y después del embarazo. Es conveniente obtener vitaminas y minerales de la alimentación, pero el embarazo y los recién nacidos pueden ser agotadores y requerir mucho tiempo, por lo que incluso mujeres que tengan una alimentación sana a diaria, a veces pueden carecer de nutrientes vitales.

Para más información sobre la repercusión que tiene lo que hacemos durante el embarazo y la infancia sobre la salud física y emocional hasta nuestra adultez, aquí tienes un ameno artículo sobre la salud pública.

¿Es seguro tomar suplementos durante el embarazo y la lactancia?

Comprueba las etiquetas del envasado y pregunta a tu facultativo antes de tomar cualquier suplemento alimenticio durante el embarazo o la lactancia. Muchas opciones, incluida Juice PLUS+, se pueden tomar e, incluso, están recomendadas y pueden aportar convenientemente los nutrientes recomendados que te faltan.

¿Pueden ayudar los suplementos a las embarazadas o a las mujeres que están dando el pecho a conseguir las vitaminas o los minerales específicos que necesitan?

Los suplementos alimenticios pueden ayudar a suplir la falta de nutrientes para conseguir una nutrición excelente. Analiza tu alimentación siguiendo las recomendaciones anteriores con una valoración personal tipo «¿cómo me siento?». ¿Cómo estás de energía? ¿Ánimo? ¿Sueño? Lee bien las etiquetas y habla con tu médico para decidir qué es lo adecuado para ti. Algunos suplementos están pensados específicamente para mujeres embarazadas o dando el pecho e, incluso, se ha demostrado que reducen las complicaciones obstétricas en algunos casos.

En concreto, las cantidades adecuadas de los siguientes minerales y vitaminas se recomiendan con frecuencia durante el embarazo y la lactancia:

VITAMINA C (fruta y verdura), FIBRA DIETÉTICA (fruta y verdura entera y granos enteros), ÁCIDO FÓLICO (cereales enriquecidos) y CALCIO (lácteos y verdura verde), HIERRO (carnes magras, huevos, pescado, verdura de hoja oscura, fruta seca, granos enriquecidos en hierro), VITAMINA D (exposición al sol, pescados grasos, carnes rojas, hígado, yemas de huevo y alimentos enriquecidos como cereales de desayuno).

Aunque lo ideal es que estas vitaminas y estos minerales procedan de alimentos saludables naturales y de la exposición natural al sol, cuando se dude o haya deficiencias, se pueden aumentar con suplementos como Juice PLUS+ o Juice PLUS+ Complete. De nuevo, lee bien las etiquetas y habla con tu médico para decidir qué es lo adecuado para ti.

¿Qué pasa con la alimentación vegetariana o vegana durante el embarazo o la lactancia?

Con una alimentación vegetariana o vegana, es especialmente importante elegir alimentos que cubran las necesidades de hierro, proteína y calcio. Las lentejas, los cereales enriquecidos, los productos integrales, los guisantes, las verduras de hoja oscura y los frutos secos son buenas fuentes de hierro. Para ayudar a tu cuerpo a absorber el hierro, come alimentos ricos en hierro y vitamina C, como las frutas cítricas. Para las proteínas, come huevos o productos lácteos o de origen vegetal, como productos de soja o sustitutos de la carne, legumbres, lentejas, frutos secos, semillas y granos enteros. Buenas fuentes de calcio son los productos lácteos y las verduras de hoja oscura. Otras opciones incluyen los productos enriquecidos en calcio, como los zumos, los cereales, la leche de soja, el yogur de soja y el tofu. Para ver qué vitaminas y minerales son especialmente importantes durante el embarazo y la lactancia, lee las FAQ anteriores «¿Qué vitaminas y minerales concretos se necesitan durante el embarazo y la lactancia?». Para otras alimentaciones restrictivas (alergias, diabetes, problemas digestivos, etc.), pide consejo a tu médico.

¿Pueden ayudar los suplementos si evito algunos alimentos durante el embarazo o la lactancia?

Se recomienda evitar o tener cuidado con algunos alimentos durante el embarazo o la lactancia, porque pueden provocar enfermedades o dañar a la madre o al bebé. Algunos ejemplos con los que tener cuidado son: ciertos tipos de queso, huevos crudos o parcialmente cocinados, carne cruda o poco cocinada, cafeína, hígado, suplementos de aceite de pescado, carnes frías curadas, cacahuetes, leche, yogur, pescado como el sushi, marisco crudo y pescado ahumado.

Durante la lactancia, pequeñas cantidades de lo que comes y bebes pueden pasar al bebé a través de la leche materna. Si crees que un alimento que comes está afectando a tu bebé, puedes decidir evitarlo. Si crees que evitando alimentos no estás tomando las vitaminas y los minerales recomendados para una salud excelente, un suplemento puede ayudarte a suplir esa carencia de forma segura. Si tienes alguna duda, pregunta a tu médico.

¿Pueden ayudar los suplementos a mantener un peso sano durante el embarazo o la lactancia?

Los suplementos específicos para la pérdida de peso no se recomiendan durante el embarazo o la lactancia debido a las necesidades fisiológicas adicionales durante la maternidad. La mejor forma de mantener un peso sano durante el embarazo o la lactancia es con una alimentación sana y equilibrada, así como con un planteamiento de «escúchate a ti misma» cuando tengas hambre y de saber parar cuando estés satisfecha. El cuidado de una misma durante la maternidad debería incluir análisis personales continuos de energía, ánimo y sueño por el bienestar de toda la familia. Sin embargo, muchos suplementos o sustitutos alimenticios, incluidos Juice PLUS+ o Juice PLUS+ Complete, pueden aportar simples y deliciosos sustitutos a opciones más calóricas y menos sanas de las que las mujeres embarazadas y dando el pecho tienen antojo con frecuencia y que, a la vez, aportan nutrientes esenciales.

Deja tu comentario

¿Quieres dejar un comentario? Agradecemos tu opinion. Todos los comentarios están moderados. Comentarios fuera de lugar, como el spam, serán borrados. Trata de hacer una conversación significativa para todos.