Cerrar

¿QUÉ DESEAS BUSCAR?

Cerrar

ningún artículo seleccionado

Product
CANT. 0
0.00

Mi cuenta

¿Viajar sabotea tus esfuerzos por llevar una vida saludable?

Cuando estamos fuera de casa ya sea por viaje de negocios como por vacaciones, nuestros hábitos y rutinas habituales desaparecen, haciendo que sea casi imposible seguir una rutina de ejercicio y comer sano. Estas son algunas cosas que pueden ayudarte a aguantar y a aumentar la energía cuando estás de viaje.


1. Viajar de oeste a este, llegar de día.

Come más alimentos altos en proteína y bajos en grasa. Por ejemplo, huevos, pescado a la plancha, yogur, carnes magras. Duerme en el avión, pero cuando llegues sal a que te dé la luz solar.

2. Viajar de este a oeste, llegar de noche.

¡No duermas durante el vuelo! Come más carbohidratos... ¡toma! Los carbohidratos te hacen tener sueño. En cuanto llegues al hotel, ¡date una ducha y métete en la cama!

3. Agua: ¡bebe, bebe!

El aire del avión es muy seco y reciclado. Bebe agua antes de volar y un vaso cada hora mientras estés volando. Esto hará que no te deshidrates, algo que provoca mucho cansancio.

4. Haz ejercicio cada tres días.

Esto te ayudará a mantener tu nivel fitness a punto y a tener energía.

5. ¡Muévete!

Camina por el avión cada hora o dos para que tu espalda esté a gusto, tus músculos calientes y fluya la sangre.

6. Planea con antelación.

Reserva un asiento de pasillo en la fila de salida de emergencia con espacio extra para las piernas.

7. Esconde el reloj.

Si sabes que son las 3 de la madrugada y que tienes que levantarte a las 6 de la mañana, seguro que no dormirás esas 3 horas.

8. Cuando comas fuera, pide sin mirar la carta.*

Ve a un restaurante con una comida saludable en mente, como verduras al vapor o pollo a la parrilla, y pídela. (Céntrate en tomar tus 5 raciones de fruta y verdura, por ejemplo ;-)

9. Échate siestas pequeñas.

Si necesitas dormir, échate una siesta pero limítalas a 45 minutos. Las siestas más largas te dejan atontado cuando te despiertas.

10. Crea rutinas.

Somos criaturas de hábitos. Crea pequeños rituales por la mañana y por la noche. Pueden ser 2-5 minutos de meditación** seguidos de un buen desayuno por la mañana y 5-10 minutos de poses de yoga para relajación por la noche seguidos de un té herbal relajante antes de acostarte.

Estos rituales aportarán un sentido de estabilidad al caos de la vida de viaje.

 

*¡Mi consejo favorito! ¡Funciona de verdad!

 

**Que no te asuste la palabra «meditación»... simplemente siéntate tranquilamente y presta atención a tus pensamientos y sentimientos mientras te despiertas durante uno o dos minutos... y con eso ya has meditado ;-)

 

¡Que lo pases bien de viaje!

Vanessa 

Deja tu comentario

¿Quieres dejar un comentario? Agradecemos tu opinion. Todos los comentarios están moderados. Comentarios fuera de lugar, como el spam, serán borrados. Trata de hacer una conversación significativa para todos.