Cerrar

¿QUÉ DESEAS BUSCAR?

Cerrar

ningún artículo seleccionado

Product
CANT. 0
0.00

Mi cuenta

La primavera se nos echa encima y los fines de semana...

Querida Ellen, mayo está lleno de fines de semana largos y no tengo ni idea de cómo gestionar mi nueva alimentación sana de primavera y mis objetivos de ejercicio en casa o fuera. ¡Socorro!

Durante la semana, tendemos a planear con antelación y a seguir un programa. Nos levantamos, desayunamos, vamos al trabajo, comemos los tentempiés previstos, disfrutamos del almuerzo a la misma hora todos los días y encontramos formas de hacer un hueco para hacer ejercicio. Durante el fin de semana, especialmente en los largos, sin un horario establecido y con más tentaciones, podemos desbaratar fácilmente una semana llena de hábitos saludables. ¡Los fines de semana especiales no tienen que ser así! ¡Intenta usar el tiempo extra de los fines de semana para empezar a incorporar estos One Simple Changes sanos para ayudarte a seguir por el buen camino!

Rompe con la mentalidad yo-yo

Intenta frenar la mentalidad de dieta ahora sí / ahora no entre días entre semana y fines de semana. Pregúntate si te estás juzgando como «bueno» o «malo» a lo largo de la semana y si ves el fin de semana especial como el momento de rebelarte o de «hacer trampa» con la alimentación y el ejercicio. Se ha demostrado que algunos caprichos durante el fin de semana no hacen daño, sin embargo, para un buen mantenimiento del peso es importante darse cuenta de esos ritmos y adoptar medidas para cambiar las tendencias crecientes después del fin de semana. Algunos estudios sobre animales de laboratorio han sugerido que comer bien durante la semana solo para darse atracones de comida basura el fin de semana podría ser tan malo para la salud como una alimentación constante de comida basura. Recuerda que estar sano trata de cambios saludables sostenibles y de cuidarse en todo momento. Repasa tus objetivos y vuelve a comprometerte con hacer elecciones saludables y realistas regularmente que mantengas a largo plazo. Recuerda que con equilibrio, variedad y moderación puedes comer de todo, ¡pero no todo!

Come con regularidad

Puede ser más fácil saltarse comidas el fin de semana y compensarlo dándonos más caprichos de la cuenta más tarde ese día. Comer de más puede provocar problemas de peso obvios, pero también se ha demostrado que deriva en cambios metabólicos de riesgo. Aspira a comer comidas equilibradas, que incluyan verduras, proteínas y carbohidratos, a la misma hora, siendo consciente. Si estás fuera, ten a mano tentempiés sanos para que si te da hambre tengas algo que te saque del apuro. Tentempiés como fruta, frutos secos o barras Juice PLUS+ Complete son excelentes opciones saludables. Comer regularmente es especialmente importante si bebes alcohol ya que se ha demostrado que el alcohol puede tener muchos efectos negativos sobre la salud si se toma con el estómago vacío.

Bebe agua

En los fines de semana ajetreados, tanto si viajas como si te quedas en casa, es importante cumplir con el litro y medio de agua al día recomendado. Sin embargo, el ejercicio, el entorno, el tiempo y el consumo de alcohol deben tenerse en cuenta a la hora de hidratarse. Generalmente, si bebes suficientes fluidos de forma que rara vez tienes sed y tu orina no tiene color o es amarilla clara, tu ingesta de líquidos es probablemente la adecuada. Una buena forma de asegurarse de que estás hidratado si bebes alcohol es beber un vaso de agua entre cada bebida alcohólica. Llevar una botella de agua fría cuando salgas también puede ayudar a asegurarte de que bebes de ella a lo largo del día.

Bebe alcohol con moderación

Mientras que la mayoría de nosotros no bebemos refrescos, cerveza o vino durante la semana, tendemos a relajarnos cuando llega el fin de semana y bebemos más calorías. Solo porque hayamos sido «buenos» durante la semana no quiere decir que esté bien compensarlo con una noche de atracón de bebida. Recuerda que las calorías de las bebidas pueden sumar rápidamente y que debes beber con moderación. Un consumo de alcohol moderado se define como hasta 1 bebida por día para mujeres y 2 bebidas por día para hombres. Muchos expertos señalan los potenciales beneficios para la salud de un consumo moderado de alcohol. Sin embargo, si te pasas de la cantidad diaria recomendada, podrías estar saboteando tu salud.

¡Ve al gimnasio o camina para descubrir

La mejor parte del fin de semana es que tienes más tiempo libre para renovar tus entrenamientos y hacer más ejercicio sin prisa. Piensa en largos y relajantes paseos, en excursiones con bonitas vistas, en nadar en azules aguas cristalinas o en descubrir una nueva ciudad. Si vas a viajar, llévate equipamiento deportivo para ayudarte a mantener el progreso de ejercicio que hayas hecho y quizá compensar algunas elecciones menos sanas que puedas hacer durante el fin de semana. Incorporar un poco de ejercicio a tu descanso también podría ayudarte a sentirte mejor y a facilitar la vuelta a tu rutina deportiva cuando la semana laboral vuelva a empezar.

Ya que la mayoría de nosotros trabajamos en interior durante el día, el fin de semana ofrece una oportunidad ideal para salir, ver el sol y conectar con la naturaleza. Ponerse los auriculares y dar un paseo es genial para explorar y descubrir lo que el sitio ofrece. Salir a la calle también puede impulsar la producción de tu cuerpo de vitamina D, y hay estudios que demuestran que las personas somos más felices cuando pasamos tiempo en la naturaleza. Si te quedas en un hotel, ¿por qué no aprovechas el gimnasio gratis o el acceso a la piscina? Y si estás fuera de casa, ¡echa un vistazo a las aplicaciones gratuitas que pueden hacer un seguimiento del ejercicio mientras viajas de una forma fácil y divertida!

Plan de relajación

Los fines de semana largos a menudo son momento de viajar y descubrir nuevos lugares o de quedarse en casa y hacer muchas cosas. Sin embargo, es importante planificar un tiempo de descanso durante los fines de semana largos solo para relajarse o hacer algo que recargue las pilas. Meditar, escuchar música o leer un libro son opciones estupendas. No solo es probable que te sientas mejor y disfrutes más del fin de semana, sino que también reducirás el estrés, lo cual se ha demostrado que está relacionado tanto con dormir mejor como con una mejor alimentación.

Duerme lo suficiente

Cambiar tus hábitos de sueño podría descolocar tu horario y se ha demostrado que la falta de sueño interfiere con el mantenimiento de un peso saludable. Cambiar tus horas de sueño también puede hacer que el domingo por la noche, o al acabar un fin de semana largo, te cueste más trabajo dormirte, lo que te dejaría cansado para el día laboral. ¡No deberías necesitar unas vacaciones de tus vacaciones cuando se acaba el fin de semana!

¿Estás planeando un viaje en avión? ¡Si es así, échale un vistazo a la próxima publicación sobre estrategias inteligentes para gestionar aeropuertos, aviones y jet lag!

Deja tu comentario

¿Quieres dejar un comentario? Agradecemos tu opinion. Todos los comentarios están moderados. Comentarios fuera de lugar, como el spam, serán borrados. Trata de hacer una conversación significativa para todos.