Cerrar

¿QUÉ DESEAS BUSCAR?

Cerrar

ningún artículo seleccionado

Product
CANT. 0
0.00

Mi cuenta

¡Siete maneras de inspirar hábitos alimentarios saludables a los niños!

En nuestro abundante entorno de alimentos, muchos de nuestros hijos están sobrealimentados, pero desnutridos. Para proteger a nuestros hijos de nuestro entorno actual, queremos asegurarnos de que tienen las herramientas para crecer sanos mientras mantienen una dieta equilibrada. Son tres los conceptos importantes en los que centrarse:

1.    Una buena nutrición es la base de la salud e inspira otros estilos de vida saludables.

2.    El mejor momento para establecer unos buenos hábitos de salud y de alimentación es durante la infancia.

3.    La participación de los padres es fundamental para conseguir que los niños adopten buenos hábitos de salud.

 

En este artículo vamos a centrarnos en 7 estrategias para inspirar una alimentación sana en los niños, sobre todoel consumo de frutas y verduras, que es un indicador clavede salud en la mayoría de países europeos. ¡Y en el siguiente artículo veremos recetas específicas, trucos y consejos sobre qué dar de comer a nuestros tiquismiquis hijos!

1.    Sé un ejemplo a seguir

Continuamente se ha demostradoque laingesta de frutas y verduras de los niños está relacionada con la cantidad que consumen sus padres, y esa ingesta se puede mejorar cuando los padres son buenos ejemplos a seguir. Los patrones de comida de la familia, en concreto las comidas familiares y un un ambiente alimentariocómodo, también pueden mejorar la alimentación saludable de los niños.

 

2.    Involucra a los niños

A menudo los niños se implican más en las comidas si participan en la preparación, así que, por qué no:

§  Llévatelos al mercado o a la tienda y deja que elijan algo para preparar

§  Empieza un jardín y enséñales cómo pueden plantar y cultivar el suyo propio

§  Pídeles que limpien las verduras, que aliñen la ensalada o que remuevan la sopa

§  Pídeles que pongan la mesa de forma creativa para que se sientan orgullosos

§  Dales un libro de recetas sanas para niños o déjales que naveguenpor internetpara buscar sus favoritos

§  Déjales que elijan si crudo o hervido, algunos niños tienen sus preferencias

§  ¡Echa un vistazo a estas aplicaciones gratuitas de cocina saludable para llevar tus hijos a la cocina!

 

3.    Prepara comida divertida

Si a tus hijos no les van mucho las frutas y las verduras, ¡intenta hacerlas divertidas!

§  Empareja alimentos con salsas sanas para mojar como guacamole, salsa de fruta o yogur de pepino.

§  Coloca los alimentos en el plato de manera que formen caras o animales.

§  Sugiéreles añadir verduras a sus platos favoritos, como la pizza, los sándwiches o los tacos

§  Brochetas de verduras o frutas en pinchos largos

§  Ten siempre verduras recién cortadas y coloridas en el frigorífico

§  Ten fruta siempre a la vista o preparada en cuencos divertidos para los niños

§  Si buscas inspiración de verduras divertidas,echa un vistazo a esta pizarra de Pinterest de frutas y verduras talladas.

 

4.    Deléitate probando nuevos alimentos

Expón a los niños a una variedad de alimentos nuevos y saludables de una manera agradable en restaurantes, picnics o de viaje. Evita etiquetar los alimentos como «bueno» o «malo», en lugar de eso, enseña a los niños a mantener el equilibrio entre comer para nutrirnos y comer para disfrutar.

 

5.    ¡Ponte con ello!

Los niños tienen valores muy diferentes, por lo general se sienten invencibles y no se preocupan mucho por su salud. AHORA piensa en otros beneficios para su día a día como:

§  Hacerse más fuerte como...

§  Practicar mejor tu deporte/actividad favorita...

§  Estar más centrado en el colegio...

§  Crecer alto....

§  Correr más rápido…

 

6.    No obligues ni sobornes

Las peleas y los castigos al final acaban generando una experiencia negativa en la mesa, y los niños pueden asociar la comida con malos sentimientos que podrían aumentar los comportamientos quisquillosos. Además, obligar a los niños a terminarse el plato no les permite comer instintivamente y decidir si están llenos o no, los que les podría perjudicar de mayores, comiendo sin sentido.

§  Intenta prestar atención cuando los niños digan que tienen hambre o que están llenos.

§  Asegúrate de que el mensaje es positivo, no negativo como «vamos a comernos unas ricas bayas, ya comeremos chucherías en otro momento» en vez de «nada de chucherías, solo fruta».

§  Evita sobornar a los niños con postre para que se acaben la comida.

§  Evita imponer reglas estrictas de comida, ya que podrían conllevar futuros comportamientos rebeldes a la hora de comer.

§  Evita recurrir a la comida como premio, pero recompensa comportamientos deseados con elogios, atención extra o privilegios.

§  Intenta no consolar a los niños con comida, sino con palabras comprensivas o abrazos

 

7.    Sigue así

Algunos niños serán más difíciles que otros y necesitarán más esfuerzo y paciencia. Se ha demostrado que los hábitos alimentarios aprendidos en la infancia parecen ser predictivos para hábitos de una alimentación sana en la edad adulta. Cuanto antes se introduzca a los niños en las verduras, más propensos serán a comerlas en edad preescolar. Sin embargo, los niños pueden ser muy quisquillosos. Puede costarnos entre 10 y 15 intentos que un niño esté dispuesto a aceptar probar un nuevo alimento, y recuerda, ¡nunca es demasiado tarde para aprender estas habilidades!

Deja tu comentario

¿Quieres dejar un comentario? Agradecemos tu opinion. Todos los comentarios están moderados. Comentarios fuera de lugar, como el spam, serán borrados. Trata de hacer una conversación significativa para todos.